Pueblos Mágicos‎ > ‎

Michoacán

CUITZEO

Cuitzeo es famoso por su laguna y sus textiles, pero bien puedes iniciar tu recorrido caminando por sus calles y disfrutando de su arquitectura; el Convento Agustino, data del siglo XVI, el Santuario de la Virgen de Guadalupe, templo del Hospital Franciscano, la Santa Magdalena, de la Concepción, de San Pablo y del Calvario, la Iglesia Parroquial del Monasterio, la Capilla del Niño Jesús.

Hay otras poblaciones como Jeruco donde se encuentra el Templo de San Juan Bautista o el templo de San Agustín ubicado en la localidad de San Agustín del Pulque.

El Museo del Ex Convento Agustino, la Zona Arqueológica y la Laguna de Cuitzeo (la segunda más grande de México) se ubican por el Cerro de Manuna.


JIQUILPAN

Las atracciones de Jiquilpan consiguen hacer de este flamante Pueblo Mágico, un lugar muy disfrutable. El clima templado característico de esta región de Michoacán, logra que sea muy grato conocer lugares como el Bosque Cuauhtémoc y el Parque Juárez. Por otra parte, Jiquilpan también cuenta con el sitio arqueológico denominado “Otero”, cuyos vestigios nos hacen patente la relevancia que tuvo esta zona de nuestra nación en los tiempos prehispánicos. Se sabe que Jiquilpan por aquel entonces estaba considerado como un centro agrícola y cultural de enorme importancia.

Además, al visitar el Pueblo Mágico de Jiquilpan, es interesante conocer la producción artesanal de este municipio. Mucho de lo que allí puede adquirirse son productos ornamentales elaborados con base de maíz, collares artesanales realizados con semillas, y admirables rebosos, mismos que a veces son utilizados como materia prima para crear blusas, bolsas y hasta calzado.

Los visitantes de Jiquilpan resultan especialmente interesados en el Taller Sericícola, el cual se imparte en la Casa de Piedra, la casa de campo de Lázaro Cárdenas, el cual se localiza en el Bosque Cuauhtémoc. En este taller, utilizando técnicas para el procesamiento y cultivo del gusano de seda, se trabajan diferentes objetos de rebocería y de bisutería. Imperdible resulta también, la Biblioteca Pública del municipio de Jiquilpan, puesto que en el interior de este recinto cultural y de fomento de la lectura, existen varios murales realizados por José Clemente Orozco en 1940.

Por último, valer la pena comentar que la fauna típica de Jiquilpan está compuesta de venados, coyotes, armadillos, zorros, tejones, güilotas, torcaces, aguilillas y codornices.


MINERAL DE ANGANGUEO

En la plaza principal de Angangueo se encuentra la Parroquia de San Simón de siglo XVIII y el Templo de la Concepción, una capilla privada de los hermanos Sotomayor. Su estilo es Gótico y tiene el corte de Notre Dame de París.

La Casa Parker, camino hacia la mina del Carmen, en el centro de la población, se encuentra la casa de Bill y Joyce Parker, ahora convertida en museo, donde se aloja una crónica fotográfica de la época minera en su gran auge.

El Túnel turístico San Simón, una veta descubierta en 1792, de 9.50 metros de profundidad, con una longitud aproximada de 100 metros. Ahí puedes ver el trabajo de la minería, con los diversos metales que se extraían, así como las herramientas, un horno para la fundición, la vestimenta de los mineros, lámparas y las góndolas para el acarreo. El túnel inicia en la Casa Parker y concluye en el Templo de la Concepción.

PÁTZCUARO

Por su privilegiada localización geográfica, en el interior de la cuenca- lo cual le brinda ventajas económicas y turísticas-, Pátzcuaro Pueblo Mágico, sobresale de entre todas las comunidades michoacanas. Aun estando en una zona de grandes dinámicas sísmicas y volcánicas, viajar a Pátzcuaro Pueblo Mágico es una garantía de emociones, diversión y valiosos descubrimientos.

De entrada, se recomienda conocer el Antiguo Colegio de San Nicolás, el cual, fue fundado por el célebre Vasco de Quiroga, en 1540. Exhibe una portada ochavada y un patio interior, sumamente admirable. Destaca la alineación de arcos y columnas que este patio presenta, encaminada a la entrada y el vestíbulo. Este edificio es la sede actual del Museo de Artes Populares.

También relevante es el Antiguo Convento de Santa Catarina, también conocido como la "Casa de los Once Patios". Construcción dominica, preserva solo cinco de sus patios originales y sobresale por su sobria proyección arquitectónica de aleros de teja y sencillas arquerías.

Admirable es en Pátzcuaro Pueblo Mágico, el Templo del Sagrario, edificado en honor de la Virgen de la Salud. Esta barroca construcción, fue el convento donde moraban las monjas de Santa Catarina. En este mismo sentido, no hay que perderse la Capilla "El Humilladero", la cual preserva una cruz pétrea que fuera colocada por un grupo de misioneros en 1553. Luce una fachada plateresca engalanada con una espadaña con diminutas campanas.

Otros atractivos destacados de Pátzcuaro Pueblo Mágico son: el Museo de Artes e Industrias Populares, con su colección de objetos elaborados por los indígenas purépechas, con maderas y textiles; Santa Fé de la Laguna, con el cerro El Zirate paraje de mayor altura en Michoacán, ideal para el excursionismo; y el Lago de Zihuarén, en donde se pesca el célebre pescado blanco michoacano.


SANTA CLARA DEL COBRE

Se trata uno de esos pueblos mexicanos con casas de blancos muros y techos de teja roja, sin embargo, al transitar por sus calles, deslumbra el color metálico en las tiendas de artesanías, y el ambiente frío de los cerros cercanos, hace contraste con el calor procedente de los talleres orfebres. Bienvenidos a Santa Clara del Cobre, un interesante rincón de Michoacán que te recomendamos ampliamente visitar.

Los habitantes de este pueblo, preservan una tradición que proviene desde los tiempos de los purépechas prehispánicos, quienes conocían el cobre y sabían trabajarlo diestramente, para la elaboración de aretes, cascabeles y hachas. Con la llegada de los españoles, estas técnicas se perfeccionaron, con la introducción del fuelle y técnicas como el fundido y el martillado.


TACÁMBARO

La Catedral de Tacámbaro, fue construida en el siglo XVI, pero las sucesivas restauraciones a la que ha sido sometido este edificio, no han dejado mucho de la construcción original, aunque no deja de ser un referente obligado para quien visita este pueblo michoacano. Por otro lado, en la Iglesia de Fátima, existe una réplica del Santo Sepulcro y justo allí se veneran a imágenes de diferentes vírgenes. Por lo anterior es uno de los centros religiosos más visitados de la región.

La ciudad de Tacámbaro tiene una arquitectura tradicional que encanta a quienes la contemplan, con calles empedradas y casas con techo de teja roja. La plaza central de Tacámbaro cuenta con viejos portales, en uno de los cuales habitó Mariquita, la musa famosa a quien le compusiera Marco A. Jiménez la conocida canción vernácula “Adiós Mariquita Linda”. Los rincones y las fuentes de Tacámbaro nos invitan a dar paseos por los lugares que antaño recorriera el célebre Pito Pérez, personaje popular que en efecto, habitó este pueblo purépecha, y quien fuera inmortalizado por el escritor José Rubén Romero, en una famosa novela.

En las afueras de la ciudad se localiza Santa Rosa, ejido de las Joyas. Allí los visitantes pueden conocer un taller en donde se imprimen publicaciones con maquinaria que data del siglo XVI. También en las cercanías, de Tacámbaro se localiza La Laguna, sitio recomendable para practicar deportes acuáticos y los almuerzos campestres; la Alberca, cuerpo de agua formado en el cráter de un volcán; el Cerro Hueco, transformado en un área para el deporte y la diversión y la bella Cascada de Santa Paula.


TZINTZUNTZAN

Tzintzuntzan quiere decir en lengua tarasca “lugar de colibríes”. Se encuentra a 17.4 kilómetros de Pátzcuaro, a orillas del famoso lago michoacano. Algo que despierta enorme interés en los visitantes son las edificaciones prehispánicas nombradas como Las Yacatas. Las personas interesadas en conocer estos valiosos vestigios de los tiempos antiguos de Tzintzuntzan, pueden visitarkas de martes a domingo de 9 am a 17 pm. Pero además, en este Pueblo Mágico pueden hallarse otras atracciones imperdibles: tal es el caso del soberbio convento franciscano de Tzintzuntzan, cuya construcción se remonta al siglo XVI. Se dice que los olivos que crecen en su atrio, fueron plantados por Vasco de Quiroga.

Tiene una admirable capilla abierta y otros elementos arquitectónicos de gran valía. También recomendable es el Templo de la Soledad, vistoso edificio de estilo barroco. No hay que dejar de lado el Templo de San Francisco, localizado en la cabecera del municipio y la Capilla de la Virgen de Guadalupe, que se levanta en la población de Cucuchucho.

Otra área para explorar desde una perspectiva turística, es la que integran las diferentes tradiciones artesanales del Pueblo Mágico de Tzintzuntzan. Una notable herencia fomentada por el mencionado Vasco de Quiroga, se hace patente en la diversidad de oficios que aprendieron los indígenas purépechas. Lo anterior ha derivado en una gran producción artesanal, que ha hecho célebre a Michoacán en toda América Latina.

Los visitantes de este Pueblo Mágico pueden adquirir hermosas creaciones de barro, tule y paja, así como también coloridos bordados, en donde se representan de original manera, las fiestas, tradiciones y celebraciones típicas de esta región del país.


TLALPUJAHUA

Aquí puedes tener un viaje histórico, para empezar esta el Santuario que es uno de los templos más hermosos que se construyó a mitad del siglo XVII. Su decoración interior es único en Michoacán, tanto este sitio como los templos de Tlalpujahua y Guadalupe (Morelia) fueron realizados por un artesano de Tlalpujahua en 1905.

Otro lugar interesante es el Convento, donde se puede admirar la historia, pintura y arte del siglo XVII; el Carmen, son los vestigios, de un templo donde se encontraba pintada en una pared de adobe la imagen de la Virgen del Carmen, se encuentra localizado al oriente del pueblo.

Tlalpujahuilla, inició su construcción en 1939, el interior esta labrado, esto fue realizado por los niños del pueblo, aquí se refleja la actividad principal de los habitantes que se dedican al labrado de cantera.

La Mina “Las dos estrellas”, fue descubierta en 1899, fue la primera productora de oro en el mundo entre los años 1908 y 1913, se explotó a través de compañías Francesa e Inglesas, dio un auge en el uso de energía eléctrica, telégrafo y teléfono, en la actualidad es un sitio para pasear y cuenta con el Museo Tecnológico, uno de los pocos en esa materia que existen en el país.

La parroquia de San Pedro y San Pablo (hoy “Santuario de nuestra Señora del Carmen) es otro sitio para visitar aunque su ubicación la hace destacar pues el terreno prominente donde se localiza la hace visible desde cualquier ángulo del pueblo, incluso desde lugares cercanos a Tlalpujahua.

Presa Brocman, este lugar es el sitio para hacer camping, ciclismo, canotaje, esquí y practicar el ecoturismo, esta a 15 minutos de Tlalpujahua, esta presa se comparte con el municipio de El Oro del Estado de México.

Otro lugar del mismo tipo es el Campo del Gallo, también conocido como el Parque Nacional Rayón, aquí hay un abundante bosque donde puedes encontrar aves y diversidad de vegetación, es un lugar histórico donde además podrás dar paseos tranquilos y relajados, además de organizar un delicioso día de campo.

Por último puedes, al Museo que fue la morada de los hermanos López Rayón, ahí explican la historia en cuanto a la minería y el pueblo.


SI REQUIERES ALGÚN PAQUETE COMUNÍCATE CON ALGÚN EJECUTIVO PARA REALIZAR EL ITINERARIO O CIRCUITO QUE SE ADECUE A TUS NECESIDADES!!

***Disponibilidad y precios sujetos a cambios sin previo aviso***



















































































Comments